QUÉ ES EL TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA, ENTENDERLO TE AYUDARÁ A SUPERARLO

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
¿Te sientes preocupada la mayor parte del tiempo? ¿Tienes síntomas de ansiedad continuamente?
Es normal sentirse ansioso en algunos momentos, en especial, si tu vida es estresante. Sin embargo, la ansiedad y la preocupación excesivas y continuas que son difíciles de controlar e interfieren en las actividades diarias pueden ser signo de un trastorno de ansiedad generalizada.
Estate muy atenta al siguiente vídeo donde te explico qué es el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) y cómo superarlo.

En primer lugar te voy a explicar qué es el trastorno de ansiedad generalizada o TAG
El Trastorno de Ansiedad Generalizada se da en las personas que se preocupan extremadamente, es decir, se caracteriza por la preocupación y la ansiedad exagerada y excesiva sobre cualquier suceso del día a día, sin ningún motivo aparente para esta preocupación.. Normalmente la preocupación de las personas que sufren TAG es por cosas como los problemas de salud, dinero, problemas familiares…entre otras muchas cosas.
Es una realidad que todas las personas suelen preocuparse por cosas como éstas. La gran diferencia, es que en el caso de la preocupación de las personas con trastorno de ansiedad generalizada, se exagera de tal manera que se ven afectadas en sus actividades diarias, incluso cuando las razones para preocuparse son escasas o ninguna.

Las personas que padecen de este trastorno realmente sufren mucho en su día a día. Por ejemplo, el simple hecho de realizar sus tareas cotidianas les causa ansiedad. Además tienden a tener pensamientos negativos constantes de que las cosas siempre saldrán mal y no pueden dejar de preocuparse por su salud, el dinero, la familia, el trabajo, los estudios…
¿Te ves reflejada en algún aspecto que he explicado? ¿Crees que puedes estar sufriendo de TAG? A continuación te doy más pistas…
sintomas de ansiedad 12
¿Cómo se desarrolla el trastorno de ansiedad generalizada?
El trastorno de ansiedad generalizada no se desarrolla de un día para otro, su proceso es lento. La persona que lo padece no se ve envuelta en este problema de pronto, sino que poco a poco va creciendo, a medida que también aumentan sus preocupaciones y como consecuencia los síntomas asociados.
Los síntomas más comunes pueden ser: dolor de cabeza, problemas para dormir, entre otros. Como consecuencia, la ansiedad acaba dominando la vida de la persona, lo que perjudica negativamente a su funcionamiento normal en las diferentes áreas de su vida, como el trabajo o las relaciones con los demás.
¿Cómo actúa una persona con trastorno de ansiedad generalizada?
  • Se preocupan constantemente y siente ansiedad permanente cuando tiene que hacer frente a determinados asuntos.
  • Piensan demasiado cuando quiere planear algo.
  • Se ponen en lo peor cuando necesita solucionar alguna situación.
  • Perciben las situaciones y los hechos como amenazas, incluso cuando no lo son o no lo parecen en un principio.
  • Sienten mucha dificultad para combatir con situaciones de inseguridad.
  • Se muestran indecisos y con miedo a tomar decisiones equivocadas.
  • Sienten que son incapaces para dejar de lado o ignorar una preocupación.
  • Se sienten incapaces de relajarse, sintiendo una sensación de nerviosismo continuo.
  • Sienten dificultad de concentración.
  • Viven sobresaltados, pensando que en cualquier momento va a pasar algo malo.
¿Qué síntomas físicos puede padecer una persona con trastorno de ansiedad generalizada?
Los signos y síntomas físicos pueden ser los siguientes:
  • Fatiga
  • Trastornos del sueño
  • Tensión muscular o dolores musculares
  • Temblor, agitación
  • Nerviosismo o tendencia a los sobresaltos
  • Sudoración
  • Náuseas, diarrea o síndrome del intestino irritable
  • Irritabilidad
ansiedad generalizada
¿Cómo puedo saber si sufro de trastorno de ansiedad generalizada?
Aquí te dejo algunos signos que te pueden ayudar a la hora de saber si estás sufriendo de TAG:
  • Preocupación excesiva: si llevas meses que estás experimentando preocupaciones excesivas acerca de tu vida, por ejemplo, temor a que te despidan del trabajo, miedo a sufrir accidentes, temor a que tu pareja te abandone, temor a que pase algo a alguien cercano, etc.
  • Síntomas físicos: fatiga excesiva, dificultad para conciliar el sueño, tensión muscular, dificultad para relajarte, problemas gastrointestinales, sudoración excesiva, taquicardias y palpitaciones, dificultad para concentrarte.
  • Cambios de humor: te sientes la mayor parte del tiempo irritado con las personas sin razón aparente.
  • Vida cotidiana: puedes estar experimentando un deterioro en diferentes aspectos de tu vida laboral, social…
  • Las preocupaciones pueden variar de un momento a otro, adaptándose a la situación que estés pasando en ese momento.
Para que lo entiendas mejor voy a exponer un caso real de una chica a la que tuve el placer de ayudar.
Una chica a la que ayudé hace algunos meses vivía de preocupación en preocupación, hasta el punto de desarrollar un trastorno de ansiedad generalizada.
Por ejemplo, estaba en casa de sus padres y no podía estar tranquila porque en todo momento pensaba que cualquier día su madre iba a morir. Si hablaba con su hermano, lo miraba constantemente pensando que estaba muy delgado y que tendría alguna enfermedad mortal. En cada sesión su preocupación era distinta a la anterior, el caso era estar preocupada por algo. También otro motivo de preocupación para ella era su salud, se auto observaba continuamente y pensaba que podría estar enferma. Si estaba en el parque con su hija no se relacionaba con nadie, porque sentía tal agobio por todas las preocupaciones que tenía en su cabeza, que se veía incapaz de entablar una conversación con alguien. En definitiva, esta chica vivía en un constante infierno creado por sus propios pensamientos imaginados. Como consecuencia se sentía muy triste, vacía, con muchos miedos, presión en el pecho constante, dolores de cabeza, dificultad para dormir…
Tengo que decir que con el proceso de coaching que realizamos, en pocas sesiones salió de ese laberinto en el que estaba envuelta y pudo recuperar su vida.
“Si una cosa tiene solución, ¡para qué preocuparse!, y si no tiene ya solución, ¡para qué preocuparse!”  (Proverbio chino)
Si te has visto identificada con este caso o crees que puedas estar sufriendo de trastorno de ansiedad generalizada y te sientes preparada para superarla, no dudes en solicitarme la primera sesión de valoración gratuita.
Pincha aquí para rellenar el formulario pre-sesión de valoración y te responderé en menos de 48 horas (días laborables)
Yo te puedo ayudar, he ayudado a muchísimas personas a salir de ese infierno. Si quieres puedes ver testimonios aquí.
Te envío un abrazo enorme.
Y como siempre te digo…. SI YO PUDE, TÚ PUEDES

 

 

¡Espera no te vayas sin mi regalo!…

Si estás cansada de vivir limitada y te sientes preparada para superarlo, Descárgate mi Guía Práctica Gratuita: “Los Siete Errores que Multiplican tu Ansiedad y Cómo Evitarlos”, puedes pinchar aquí para descargarla. Te ayudará, sin duda, a superar tus límites.

Artículos Relacionados